Cenas para bajar el colesterol

Cenas para bajar el colesterol

Todas las recetas bajas en colesterol

Febrero es el Mes Americano del Corazón, así que es un buen momento para hacer algunos cambios en el estilo de vida para reducir el colesterol y mantener el corazón sano. Su dieta es el mejor lugar para empezar, y es mucho más fácil de lo que cree preparar recetas y comidas para reducir el colesterol.

A continuación le ofrecemos algunos consejos básicos de cocina para ayudar a reducir tanto el colesterol como la presión arterial, junto con 20 de mis recetas favoritas, fáciles y saludables para el corazón, que le encantarán comer sin importar el mes que sea.

Utiliza grasas saludables para el corazón.    Siempre que sea posible, utilice aceite de oliva en lugar de mantequilla o margarina. Además, todos los frutos secos (y la mantequilla de frutos secos), las semillas, las aceitunas y los aguacates son muy ricos en grasas cardiosaludables, así que coma unas cuantas raciones al día. Recuerda que todos tienen muchas calorías, así que ten en cuenta el tamaño de las porciones.

Elige sobre todo proteínas magras como el pescado, el pollo, el pavo, el tofu o los huevos. Y procura comer al menos dos raciones de pescado a la semana. Son bajos en grasas saturadas, lo que ayuda a reducir el colesterol LDL (malo). También son una buena fuente de grasas omega-3, que son excelentes para la presión arterial.

TE PUEDE INTERESAR  Ensalada de quinoa con aguacate

Cómo reducir el colesterol

El colesterol alto aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y ataques cardíacos. Los medicamentos pueden ayudar a mejorar su colesterol. Pero si prefiere hacer primero cambios en su estilo de vida para mejorar su colesterol, pruebe estos cinco cambios saludables.

El ejercicio puede mejorar el colesterol. La actividad física moderada puede ayudar a aumentar el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL), el colesterol «bueno». Con el visto bueno de su médico, haga al menos 30 minutos de ejercicio cinco veces por semana o una actividad aeróbica vigorosa durante 20 minutos tres veces por semana.

Llevar incluso unos pocos kilos de más contribuye a aumentar el colesterol. Los pequeños cambios suman. Si toma bebidas azucaradas, cámbielas por agua del grifo. Pica palomitas de maíz o galletas saladas, pero ten en cuenta las calorías. Si te apetece algo dulce, prueba con sorbetes o caramelos con poca o ninguna grasa, como las gominolas.

Busca formas de incorporar más actividad a tu rutina diaria, como utilizar las escaleras en lugar de coger el ascensor o aparcar más lejos de tu oficina. Dé paseos durante los descansos en el trabajo. Intenta aumentar las actividades de pie, como cocinar o hacer trabajos de jardinería.

Recetas con carne bajas en colesterol

El pescado puede ser graso o magro, pero sigue siendo bajo en grasas saturadas. Coma al menos 8 onzas de pescado no frito cada semana. Elija pescados grasos como el salmón, la trucha y el arenque, que son ricos en ácidos grasos omega-3. Prepare el pescado al horno, a la parrilla, a la plancha o hervido en lugar de empanado y frito, y sin sal añadida, grasas saturadas o grasas trans. Los pescados y mariscos no fritos, como las gambas, el cangrejo y la langosta, son bajos en grasas saturadas y constituyen una alternativa saludable a muchos cortes de carne y aves.

TE PUEDE INTERESAR  Leña al pollo chicote sigue abierto

Pruebe las comidas sin carne con verduras o legumbres. Por ejemplo, piense en una lasaña de berenjenas, o en lugar de una hamburguesa, considere un gran champiñón portobello a la parrilla en un panecillo. Tal vez sustituya las alubias con bajo contenido en sodio por alubias con fritura. O trate la carne como un ingrediente de uso moderado, añadido principalmente para dar sabor a los guisos, estofados, sopas bajas en sodio y espaguetis.

Pruebe a cocinar las verduras en un poco de aceite vegetal y añada un poco de agua durante la cocción, si es necesario. (O utilice un spray de aceite vegetal.) Sólo una o dos cucharaditas de aceite son suficientes para un paquete de verduras congeladas normales que sirva para cuatro personas. Coloque las verduras en una sartén con tapa hermética y cocínelas a fuego muy lento hasta que estén hechas.

Recetas bajas en colesterol para comedores exigentes

Escanee activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El almuerzo es una comida importante y es fácil estar demasiado ocupado para elegir los alimentos adecuados para su dieta baja en colesterol. Esto puede hacer que se recurra a la comida rápida o a la máquina de aperitivos para un bocado rápido. Con el tiempo, esto puede repercutir en su cintura y su cartera, así como en sus niveles de colesterol y triglicéridos.

TE PUEDE INTERESAR  Galletas sin gluten y sin azucar

En lugar de dejar de lado el almuerzo como algo secundario en tu día, planifica con antelación. Si tiene preparadas algunas opciones saludables para llevar al trabajo o a cualquier otro lugar, tendrá menos tentaciones de elegir alimentos más cómodos que nutritivos. Veamos algunas ideas sabrosas y sencillas para el almuerzo.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad