Truco masa de croquetas blanda

Truco masa de croquetas blanda

recetas de croquetas

Las croquetas de patata son un delicioso aperitivo hecho con patatas, huevos y queso, doradas y crujientes por fuera y suaves y delicadas por dentro. También pueden ser una excelente guarnición para platos de carne y pescado. Las croquetas de patata son fáciles de hacer: sólo unos minutos y unas sencillas precauciones, como que las patatas tengan una pulpa firme y de calidad, para servir un plato especial y sabroso, ideal también como finger food para sus buffets. A continuación le explicamos cómo hacer estas deliciosas croquetas de patata empanadas y fritas y los secretos para una preparación perfecta. Cómo hacer croquetas de patata Hervir las patatas en abundante agua salada con toda la piel y cocerlas durante 30/40 minutos después de la ebullición (1). Una vez cocidas, sacar las patatas del agua, dejarlas enfriar un poco y quitarles la piel (2). Reducirlas a un puré sin grumos con un pasapurés (3). 123 Añadir 2 yemas (4) a las patatas y mezclar bien. Sazonar con sal y pimienta (5). Añade el queso parmesano (6) y mézclalo con el resto de la mezcla, pero también puedes no añadirlo si no lo deseas. 456

cómo evitar que las croquetas revienten

Se acerca el invierno y con él la temporada de caldos y consomés. En casa siempre procuramos tener una botella de caldo en la nevera, así como aprovechar el pollo o los muslos de pollo que hemos utilizado para su elaboración. Una de las formas más sencillas de hacerlo es cocinando estas deliciosas croquetas.

TE PUEDE INTERESAR  Pastel de carne picada y bacon

A los niños les encantan las croquetas, incluso cuando son más poco apetecibles puedes convencerles con un buen plato de estas, ya sean de pollo, de pringá o de jamón. Las croquetas de pollo Quedan muy suaves y son realmente fáciles de hacer, sólo hay que trabajar la bechamel correctamente. Servirlas en la cena o como aperitivo, en bolas más pequeñas.

Ahora, añadimos poco a poco la leche caliente, sin dejar de remover en ningún momento con las varillas o una cuchara de madera. Antes de consumir toda la leche, añadimos el pollo troceado, sazonamos la mezcla y añadimos una pizca de nuez moscada.

Una vez obtenida la textura que deseamos, dejar hervir la bechamel por última vez y verterla sobre una fuente. Para evitar que se forme una costra cuando se enfríe, es aconsejable frotar la superficie de la masa con mantequilla, ¡apunta este truco!

croquetas al horno

Las croquetas caseras son imprescindibles en cualquier cocina española.  Sobre todo porque representan un plato al que muy pocos consiguen resistirse.  Su sabor cremoso y su aspecto crujiente las convierten en uno de los mayores manjares de la gastronomía española.  Por eso, la variedad de croquetas que hay en el mercado es inmensa, desde recetas clásicas como las de jamón o bacalao hasta una lista de croquetas más creativas y originales.

Aunque la receta que vayas a preparar de croquetas sea deliciosa, no hará todo el trabajo si se abren al freírlas, ya que se estropearán.  Y es que a la hora de freír las croquetas es importante sumergirlas en aceite muy caliente, además de otros trucos para que no se abran al freírlas.

TE PUEDE INTERESAR  De que esta hecha la carne de kebab

En este artículo te mostramos cómo freír croquetas caseras o congeladas para que puedas disfrutar de uno de los platos más típicos de España.  Una preparación muy versátil en la que puedes utilizar todo tipo de rellenos: pollo, jamón, queso, carne… Toma nota, ¡empecemos!

Si vas a hacer croquetas caseras, debes saber que el rebozado es la parte más importante de su elaboración.  Y es que un buen rebozado garantizará que las croquetas no se rompan y queden crujientes.  Estas son las mejores opciones para aprender a rebozarlas con éxito:

cómo cocinar croquetas congeladas

Las croquetas son un aperitivo muy útil, perfecto para hacerlas en cualquier momento si tenemos la masa preparada y las tenemos guardadas en el congelador. Se pueden hacer de mil maneras, como os hemos contado en muchas de las recetas de croquetas que hemos preparado, por eso es bueno tener croquetas de varios tipos en el congelador, para que cuando no sepamos qué cocinar, las tengamos a mano y podamos prepararlas en un periquete.

Hoy vamos a preparar unas croquetas muy melosas y jugosas, con quesos variados Son muy suaves y suelen gustar tanto a niños como a mayores. Aunque hemos utilizado quesos específicos, puedes utilizar los que más te gusten y combinarlos como quieras. Lo más importante es tener en cuenta la cantidad de leche y la cantidad total de queso que pongas para que la masa quede perfecta.

Calienta la mantequilla en un cazo y cuando esté completamente diluida, añade la harina y no dejes de remover con la ayuda de unas varillas, para rehogar la harina y que se cocine perdiendo su sabor a crudo. Añadir el queso manchego en trozos pequeños y el queso azul, sin dejar de remover, esperar a que se disuelva por completo. Añadir un poco de leche mientras seguimos removiendo para evitar que se formen grumos.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad