Recetas de buñuelos de viento

Recetas de buñuelos de viento

dulces y livianos buñuelos de viento caseros al horno

Esta receta está separada en dos partes muy bien diferenciadas. Por un lado, haremos la receta de la crema pastelera, que es tan sencilla que la tendremos lista en apenas 5 minutos. Y por otro lado haremos la receta de la masa de los buñuelos para luego poder rellenarlos con la crema pastelera.

En una jarra añadimos todos los ingredientes, las yemas de huevo, la leche, la maicena, el azúcar y la vainilla, y batimos con una batidora hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado completamente y no queden grumos. Para toda esa mezcla a un recipiente para microondas, y poner la crema pastelera a cocinar en el microondas durante unos 3 minutos a 800w de potencia. Pasado ese tiempo, abre el recipiente, remueve con una cuchara de madera y vuelve a meterlo en el microondas durante otros 2 minutos a la misma potencia. Pasado este tiempo, vuelve a remover, para darle más suavidad a la mezcla y ya estará lista para que la utilices. Si quieres dejarlo enfriar, sólo tendrás que poner un film transparente en el recipiente para que no se estropee.

buñuelos de queso al horno

Los buñuelos de queso al horno son una de las tradiciones más antiguas de las fiestas decembrinas. Son de origen mozárabe, llegaron a México de la mano de los españoles y como siempre la receta se ha adaptado a los usos y tradiciones locales.

TE PUEDE INTERESAR  Recetas de las mejores tartas del mundo

– La primera referencia gastronómica, de esta receta, se encuentra en una transcripción de recetas del libro de cocina de claustro del Convento de San Jerónimo. Elaborada por Sor Juana Inés de la Cruz en el siglo XVII.

Los buñuelos de viento son bolas de masa fritas que se espolvorean con azúcar y canela . Se llaman de viento porque al freírlos crecen mucho y el interior queda hueco, ligero, lleno de burbujas y lleno de viento.

La diferencia que tienen estos buñuelos con los españoles, es que en la preparación se utiliza la vainilla para darles un sabor muy especial. En México los buñuelos de viento se pueden encontrar en puestos de feria y en mercados de abastos.

buñuelos de viento

Esta receta está separada en dos partes muy bien diferenciadas. Por un lado haremos la receta de la crema pastelera, que es tan sencilla que la tendremos lista en apenas 5 minutos. Y por otro lado haremos la receta de la masa de los buñuelos para luego poder rellenarlos con la crema pastelera.

En una jarra añadimos todos los ingredientes, las yemas de huevo, la leche, la maicena, el azúcar y la vainilla, y batimos con una batidora hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado completamente y no queden grumos. Para toda esa mezcla a un recipiente para microondas, y poner la crema pastelera a cocinar en el microondas durante unos 3 minutos a 800w de potencia. Pasado ese tiempo, abre el recipiente, remueve con una cuchara de madera y vuelve a meterlo en el microondas durante otros 2 minutos a la misma potencia. Pasado este tiempo, vuelve a remover, para darle más suavidad a la mezcla y ya estará lista para que la utilices. Si quieres dejarlo enfriar, sólo tendrás que poner un film transparente en el recipiente para que no se estropee.

buñuelos de viento

Los buñuelos de masa se conocen en la cocina mediterránea desde la obra de Catón el Viejo, que incluyó una receta con el nombre de «globos» en su libro De Agri Cultura, escrito en el siglo II a.C. En esa receta, las bolas de harina y queso se freían y se servían con una pasta de miel y semillas de amapola[4].

TE PUEDE INTERESAR  Receta con huevos de codorniz

Esta sección necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado. (Enero 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

En las Islas Baleares existen buñuelos dulces para diferentes fiestas del año (Las Vírgenes, Todos los Santos, Cuaresma, etc.) y, según la ocasión, pueden llevar patata o boniato, queso de Mahón, higos secos, etc.[7].

En Madrid y Andalucía se consumen con especial asiduidad durante las Fiestas de los Santos, durante las cuales era costumbre que las mujeres las prepararan en las casas y las vendieran o regalaran a los vecinos, especialmente en los pueblos.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad