Tarta de avellanas y chocolate

Tarta de avellanas y chocolate

Crema de chocolate para el pastel

Lo he investigado y resulta que es cierto. (Encontré esta información en un montón de sitios web, incluyendo Time y HuffPost.) Lo que es más, el cumpleaños más común en todo septiembre es el 16 de septiembre. Y si tienes curiosidad como yo, el cumpleaños menos común es el 29 de febrero, y el segundo menos común es el 25 de diciembre.

En fin, basta de divagar sobre los cumpleaños. Excepto por el hecho de que quiero deciros que esta tarta es una magnífica tarta de celebración. Y dado que los cumpleaños son un gran motivo de celebración, por extensión es una tarta de cumpleaños absolutamente fabulosa.

Esta tarta es realmente impresionante; parece sacada directamente de una pastelería, pero en realidad es bastante fácil de hacer. No hay técnicas difíciles de dominar ni se necesitan trucos, pero lleva esta tarta a una celebración de cumpleaños y serás una estrella del rock. Sobre todo con los chocolateros.

Puedes utilizar la harina de avellanas de muchas de las mismas maneras que puedes utilizar la harina de almendras. Además, puede utilizar la harina de avellanas tanto en recetas dulces como saladas. Sin embargo, tenga en cuenta que en lugar de saber a almendras, el plato tendrá un sabor a avellana.

Tarta italiana de avellanas

Creo que este es un gran pastel para «todos los días» con su sencilla preparación y su perfil de sabor universalmente apreciado. Sin embargo, también podría ser una excelente tarta para cumpleaños, aniversarios y cualquier celebración primaveral que se aproxime (¡como la Pascua!). En otras palabras, haz este pastel y haz un millón de amigos al instante.

TE PUEDE INTERESAR  Tarta de galletas en 10 minutos

¡Deja un comentario y una valoración! Cancelar respuesta¿Tienes una pregunta? Utiliza ctrl+f o ⌘+f en tu ordenador o la función «buscar en la página» en el navegador de tu teléfono para buscar los comentarios existentes. ¿Necesitas ayuda? Consulta este tutorial:

Pastel de chocolate con cacahuetes

Ah, sí. Chocolate y avellanas… ¡un matrimonio hecho en el cielo! Especialmente cuando se presenta en forma de un dulce para untar. Hoy en día se puede encontrar una amplia gama de estos brebajes de chocolate y avellanas, que abarcan desde el clásico tarro de 4 dólares de la siempre popular Nutella hasta el tarro artesanal de 12 dólares de la bondad del microbatch. ¿Existe realmente alguna diferencia entre la Nutella y sus homólogos más caros y de pequeño tamaño? ¿Y dónde se originó la idea de un producto como éste? La respuesta comienza en la región del noroeste de Italia, el Piamonte, donde se inventó la gianduja. Vale, olvídese de Juan: era un tipo llamado Napoleón el que estaba en el poder cuando se creó la gianduja (también escrita gianduia) a principios del siglo XIX. Este preparado de chocolate y pasta de avellana se originó en Turín, la capital del Piamonte, una zona donde crecen abundantes avellanas. En aquella época, la importación de cacao era difícil y cara, pero las avellanas eran fáciles de conseguir y resultaban más baratas que el cacao. Así que cambiar parte del cacao por frutos secos era una forma fácil de hacer que el chocolate fuera un poco más barato de producir y más asequible de consumir.

Pastel de chocolate con mantequilla

Esta es otra delicia para servir directamente a la hora del té o de una manera más indulgente y parecida a un pudín. Si no encuentra avellanas ya molidas, siempre puede molerlas enteras en un procesador de alimentos; de hecho, nos gusta la textura ligeramente más gruesa que se obtiene al prepararlas de esta manera. El pastel también funciona bien con almendras molidas.

TE PUEDE INTERESAR  Relleno para tartas de cumpleaños

Precalentar el horno a 180°C/Gas 4. Forrar un molde desmontable de 20 cm con papel de horno y untarlo ligeramente con aceite.Mezclar bien las avellanas molidas, la levadura en polvo y el cacao y reservar.Poner los huevos, el azúcar y la miel en el bol de una batidora de pie (o utilizar un batidor eléctrico de mano en un bol normal) y batir durante 4-5 minutos hasta que la mezcla esté muy espesa, pálida y espumosa y haya triplicado su volumen. La mezcla debe mantener un rastro en la superficie cuando se levantan las varillas. Seguir batiendo durante 30-60 segundos hasta que la mezcla esté bien combinada. Hornear durante 20 minutos o hasta que el centro esté firme al tacto (seguirá siendo bastante superficial). Deje que se enfríe completamente en el molde y luego retire el papel protector con cuidado. Servir en rebanadas, tal como está o con una cobertura de su elección.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad